Proctocolitis alérgica

Debo admitir que después de que le hicieron el diagnóstico a Clemente, hice una búsqueda extensa en pubmed y me puse a leer casi obsesivamente del tema. Veo que muchas mamás tienen dudas con los síntomas de sus hijos, y por eso decidí hacer este resumen.

Clemente partió con síntomas a las 2 semanas de vida, dolor abdominal intenso, con llanto inconsolable. Podía llorar por horas, y no parecía seguir ningún patrón en especial. Me dijeron que eran cólicos, pero la verdad, es bastante precoz iniciar cólicos a esta edad, y es más frecuente que estos empiecen alrededor de las 6 semanas de vida. Tuvo baja de peso considerable, pero mejoramos la técnica de lactancia y en paralelo disminuí el consumo de lácteos, y logró repuntar. Luego empezó con vómitos, muy frecuentes, y de alto volumen… como para tener que andar siempre preparada con una muda para él y para mi (me he tenido que cambiar hasta la ropa interior). Llamaba la atención que lloraba antes de hacer deposiciones, incluso cuando estaba durmiendo (generando despertar nocturno). Tuvo diarrea intermitente, y después prolongada, hasta 12 veces al día, que era líquida, verdosa, con bastante mucosidad, pero sin sangre visible. Además tenía signos de atopia (alergia); eritema (rojo) de pliegues, pliegue de Dennie Morgan (párpado de abajo con 2 o más pliegues), y junto con la diarrea aparecía eritema perianal. Le preguntaba a todas mis amigas doctoras (pediatara, general de zona) si esto era normal, hasta que ya fue bastante evidente y solicité hora con un gastroenterólogo pediátrico.

Nada reemplaza el acto médico de una buena historia clínica y examen físico dirigido. La doctora me preguntó todo de forma muy ordenada, lo examinó, y confirmó mi sospecha; Clemente tiene alergia alimentaria. Nos explicó muy bien que los exámenes que pediría eran sólo como apoyo al diagnóstico que se hace en base a la historia CLÍNICA. Los exámenes apoyaron la sospecha; los síntomas no era por ningún virus ni bacteria, y además había sangre oculta en las deposiciones.

Hice este resumen de proctocolitis alérgica, que es el tipo de alergia que tiene Clemente. Si tienen cualquier duda, o quieren saber más en profundidad sobre alguno de sus aspectos, por favor comenta acá. Proctocolitis alérgica 2.001Proctocolitis alérgica 2.003Proctocolitis alérgica 2.002Proctocolitis alérgica 2.004Proctocolitis alérgica 2.005

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Proctocolitis Alérgica

Debo admitir que después de que le hicieron el diagnóstico a Clemente, hice una búsqueda extensa en pubmed y me puse a leer casi obsesivamente del tema. Veo que muchas mamás tienen dudas con los síntomas de sus hijos, y por eso decidí hacer este resumen.

Clemente partió con síntomas a las 2 semanas de vida, dolor abdominal intenso, con llanto inconsolable. Podía llorar por horas, y no parecía seguir ningún patrón en especial. Me dijeron que eran cólicos, pero la verdad, es bastante precoz iniciar cólicos a esta edad, y es más frecuente que estos empiecen alrededor de las 6 semanas de vida. Tuvo baja de peso considerable, pero mejoramos la técnica de lactancia y en paralelo disminuí el consumo de lácteos, y logró repuntar. Luego empezó con vómitos, muy frecuentes, y de alto volumen… como para tener que andar siempre preparada con una muda para él y para mi (me he tenido que cambiar hasta la ropa interior). Llamaba la atención que lloraba antes de hacer deposiciones, incluso cuando estaba durmiendo (generando despertar nocturno). Tuvo diarrea intermitente, y después prolongada, hasta 12 veces al día, que era líquida, verdosa, con bastante mucosidad, pero sin sangre visible. Además tenía signos de atopia (alergia); eritema (rojo) de pliegues, pliegue de Dennie Morgan (párpado de abajo con 2 o más pliegues), y junto con la diarrea aparecía eritema perianal. Le preguntaba a todas mis amigas doctoras (pediatara, general de zona) si esto era normal, hasta que ya fue bastante evidente y solicité hora con un gastroenterólogo pediátrico.

Nada reemplaza el acto médico de una buena historia clínica y examen físico dirigido. La doctora me preguntó todo de forma muy ordenada, lo examinó, y confirmó mi sospecha; Clemente tiene alergia alimentaria. Nos explicó muy bien que los exámenes que pediría eran sólo como apoyo al diagnóstico que se hace en base a la historia CLÍNICA. Los exámenes apoyaron la sospecha; los síntomas no era por ningún virus ni bacteria, y además había sangre oculta en las deposiciones.